1 mar. 2017

Crema de coliflor y garbanzos asados. Placeres del pasado.


Comer pan con chocolate, hacer castillos de arena, buscar palos, tirarse dos horas en el sofá .... y como no saltar en los charcos. 

Hay muchas cosas que te hacen volver a la infancia, pero creo que pocas hay como saltar en los charcos.

Estas semanas que ha llovido tanto fue imposible no calzarse las botas de agua y hacer un viaje al pasado. 

Acabamos con el barro hasta las cejas, pero en sentido literal, hasta la cámara sufrió las consecuencias. Pero entrar en la ducha entre pilas de ropa sucia y mojada, risas y frases como "ojalá todos los días pudiéramos hacer esto" bien lo vale. 


Esta semana, también fui a ver a la endocrina, porqué quiere cambiar mi alimentación, y por ende, la de mi familia.

Y no, no es que comamos mal, pero quiero que comamos con cabeza y lo más sano posible.

Eso quiere decir que también se reflejará en el blog, ya que iré añadiendo (como esta receta de crema)  otro tipo de entradas con un nuevo estilo de recetas, y en unas semanas también iré subiendo los menús semanales que utilizaremos en casa. Por si os sirve de inspiración.

No soy experta en la materia ni mucho menos. Además no voy a hacer ni una dieta más en mi vida, pero un poco de sentido común y con el asesoramiento de la doctora creo que la alimentación de mi familia mejorará muchísimo.





















Ingredientes para la crema

1 coliflor
400 gr de garbanzos cocidos
5 dientes de ajos
2 patatas
1 puerro
1 litro de caldo vegetal
1/4 litro agua
10 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharaditas de comino
1 cucharadita pimentón
sal
pimienta

Para decorar

arbolitos de coliflor asada
garbanzos
tomillo fresco
creme fraiche


Precalenar el horno a 180 grados.

En la bandeja de horno colocamos nuestra coliflor cortada en arbolitos, los garbanzos lavados y los dientes de ajo. Salpimentamos

En un bol mezclamos el aceite de oliva, el comino y el pimentón. Removemos bien y lo echamos por encima de los garbanzos y la coliflor. Lo llevamos al horno por unos 30  minutos, removiendo de vez en cuando. Vigilamos siempre que no se asen demasiado, ya que cada horno es un mundo.

Mientras tanto en una cazuela, ponemos tres cucharadas de aceite de oliva y el puerro cortado en juliana. Lo dejamos a fuego medio hasta que esté pochado.

Aprovechamos para ir pelando y cortando en cubitos nuestras patatas y cuando el puerro esté listo, las añadimos a la cazuela. Pasados un par de minutos, añadimos el caldo y dejamos que se cuezan las patatas, entre 15 y 20 minutos, dependiendo del tamaño de los cubos.

Volvemos al horno y cuando nuestra coliflor esté dorada, sacamos la bandeja y reservamos unos cuantos arbolitos y unos cuantos garbanzos para la decoración de los platos. El resto lo añadimos en la cazuela, donde nuestras patatas ya estarán cocidas.

Trituramos las verduras y los garbanzos con una batidora de mano. Si te gusta un puré fino es el momento de pasarlo por el chino o colador.




Si os gusta más cremoso podemos añadirle una taza de crema de leche, pero como yo estoy en plan "cambio de alimentación" mejor lo dejamos para otra ocasión.

Así que ya podemos servir la crema en unos boles, y la decoramos con unos arbolitos de coliflor especiada y asada, unos garbanzos, unas ramitas de tomillo fresco y opcionalmente puedes añadirle una cucharadita de creme fraiche y un poco de sésamo tostado.






Espero que os guste!

Inés

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar tu comentario. Gracias a ti todavía estoy aquí!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...