23 oct. 2014

Cookies de calabaza y chips de chocolate

Imposible resistirse. 

Tenemos la suerte de comprar la fruta y la verdura en l'Empordà. Un agricultor que tiene una nave industrial con todos sus productos. Y claro es pasar por delante de un contenedor lleno de calabazas a un precio de risa y no poder evitarlo. 

Además me gusta que los niños se den cuenta que en cada época es más lógico comer unos elementos que otros. Yo me acuerdo que de pequeña las cerezas se comían en verano y las castañas en otoño, ahora puedes encontrarlos en cualquier época del año. 

Ingredientes: 

-300 gr. de harina
-1/4 cucharadita de bicarbonato
-1/2 cucharadita de levadura en polvo
-una pizca de sal 
-1 cucharada de vainilla en pasta o extracto
-250 gr. de azúcar moreno
-115 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
-200 gr. de chips de chocolate
-100 gr. de puré de calabaza 

A este tipo de galletas se le pueden añadir especias: canela, nuez moscada, clavo, gengibre ... pero en mi casa son muy especiales y las prefieren sin nada.

Preparación: 

Precalentamos el horno a 170º. 

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el puré de calabaza, que es lo más entretenido. Pelamos y cortamos la calabaza a dados. En una sartén ponemos una cucharada de mantequilla, y cuando esté caliente añadimos la pulpa de la calabaza. A fuego medio la dejamos que se vaya haciendo. Cuando esté blandita, la escurrimos y pasamos por la batidora. Y ya tenemos nuestro puré. Lo mejor de todo es que si te sobra puedes congelarlo tranquilamente para otra vez. 

Tamizamos la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal y reservamos. 

Batimos el azúcar con la mantequilla hasta conseguir una mezcla homogénea y esponjosa. Añadimos el huevo y la vainilla y batimos bien. 

Añadimos el puré de calabaza, batimos y vamos incorporando poco a poco la harina hasta que esté totalmente integrada. Finalmente añadiremos los chips de chocolate y lo mezclaremos con una espátula.

Con la ayuda de una cuchara de helado, iremos colocando bolitas de masa en la sartén dejando unos diez centímetro entre galleta y galleta ya que se expanden. Probar con la cantidad de masa, a mi al principio me salieron unos galletones dignos de Trikki, el monstruo de las galletas!!

Horneamos unos diez o doce minutos (dependerá del horno). Cuando las saquemos las dejaremos un minuto reposando antes de pasarlas a la rejilla de enfriado, ya que se rompen fácilmente. 

Se pueden guardar en un bote hermético y duran bastantes días, sino te las zampas antes!


Si os animáis, ya me contaréis.

I.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...