18 feb. 2013

Complot familiar

Está claro que hay personas con las que tienes una especie de sexto sentido, te comunicas sin necesidad de hablar. Aunque también es verdad que te pasa cuando hace mucho que conoces a una persona y que con una sola alzada de ceja ya te entiendes a la perfección.
 
Así que cuando discutes durante meses con tu marido, de la necesidad de quitar el superespejo del recibidor, para ponerlo en el comedor y darle a la entrada un aire nuevo, te cansas y lo dejas pasar.
 
Por suerte está la conexión con "la persona". Pobrecito mío, sin necesidad de hablar con su madre, ha decidido que no le gusta como queda el espejo del recibidor y lo ha descolgarlo el solito (pesa un quintal!!) de un tirón. Eso sí como conoce a su madre y sabe que no lo quiere tirar, solo cambiarlo de sitio, pues ha elegido no romperlo. Y así es como lo encontró su madre después de un catapúm - crasssh!!!(digno de los primeros episodios de la serie de los 50 de Batman!!). El enano en el suelo con cara de susto y un espejo gigante encima de sus piernas. Eso si con una cara "pío, pío yo no he sido ..." Algún día tengo que hablar con ellos de pruebas y evidencias. 
 
La cosa ha quedado así:
 
Padre = 0 puntos y bricomanía pendiente
Complot madre & hijo = 10 puntos
Tinte para el pelo de la madre, debido al susto de encontrar al malhechor con un espejo gigante encima de las piernas y tirado en el suelo ... no tiene precio.




 




 


 Esta pobre no ha tenido nada que ver, pero no os fiéis de ella, que va detrás de sus primos, como  loca tomando apuntes. Paciencia que todo llega.




Buena semana.
 
Besos.
 
I.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...