1 dic. 2011

Buenos días!!

Ya está aquí, ya ha llegado la Navidad y me ha pillado como siempre!! No se porqué pero el mes que hay entre el cumpleaños de mis hijos y la navidad, pasa realmente volando y a la que empiezo a ver catálogos de juguetes, turrones en el supermercado y los anuncios de la lotería ... ya tengo encima la navidad!!

Además este año me he podido apuntar al mini curso de fotografía de navidad de Jackie Rueda, con lo cual vengo cargada de energía navideña hasta el extremo de decir basta. Así que ya estáis avisadas!!

Hoy empezaré con una serie de tutoriales de todas las cosas que vaya preparando para Navidad, por si os sirve de inspiración.

El primero es un tutorial de decoración, es una idea de la revista Marie Claire idees. Ellos lo utilizan para hacer una especie de nacimiento pinguinil, pero yo he preferido utilizarlo para decorar la puerta de la habitación de los niños.

Lo primero que hice fue reunir todo el material necesario:

- Cartón reciclado (yo utilicé un par de cajas de cartón, una de galletas y otra de salva slips (reciclar es reciclar, aunque no tenga glamour)).
- Fieltros.
- Retazos de tela.
- Trocitos de papel.
- Rotuladores.
- Tijeras
- Pegamento (yo utilizo silicona líquida de la marca "barrilito", porqué después de miles de pruebas es el único que no me traspasa el fieltro y además lo pega bien.

El primer paso es sacar el patrón de la revista. O bien haces una fotocopia o bien lo haces una calca con papel de seda. Yo como estaba en casa opté por la segunda. Y vosotras si queréis hacerlo yo os paso los moldes por mail, dejarme un comentario.

Después pasaremos los moldes al cartón reciclado. Os recomiendo que no sea un cartón muy grueso, porque a mi todavía me duele el dedo.


Cuando ya tengas todos los moldes recortados elige que gama cromática quieres para tu nacimiento. Poner las telas y papeles encima de cada molde para saber cual es la disposición que más os gusta y proceder a pegarla en los moldes de cartón.

Luego tienes que recortar siguiendo la forma del molde, siempre vigilando de dejar un poco de margen, porque sino luego se verá el cartón.

























Este es el resultado, ahora solo hace falta dejar volar la imaginación y decorarlo a tu gusto. 



Este fue un poco más complicado por los trocitos de fieltro blanco que tuve que recortar pero no tiene más dificultad que mi poca paciencia.

Luego tienes que buscarte un compinche al que le haga muchísima ilusión decorar la puerta de su habitación. Pones un poco de glue tac, esa especie de plastelina que engancha (yo como soy una cutre, los mios tienen precinto que hace de celo de doble cara) y ponerlo donde más te guste.




































Tacháaaaaannnn!!








































Espero que os guste el resultado.

Besos.

I.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...